6 Diferencias entre preguntar “PARA QUE” y “POR QUE”

SEIS DIFERENCIAS ENTRE “PARA QUÉ” Y “POR QUÉ”

La diferencia entre estas dos preguntas es muy importante a mi entender. Nuestra ceguera lingüística no nos permitir discernir claramente cuan distantes están una de la otra. Si crees que son parecidas, te invito a que continúes leyendo. Lo que explico puede ser utilizado en conversaciones de coaching, en trabajos con pnl, en el liderazgo, en la venta, en los entrenamientos y, sobre todo, en la educación.

Muchas veces me he encontrado trabajando con colaboradores, quienes a la hora de enseñar junto conmigo, o en conversaciones, me han señalado que es mejor preguntar “para qué” en vez de preguntar “por qué”. Por ejemplo, cuando hablamos en un curso de pnl sobre los objetivos, difiero con colegas que plantean que los objetivos claros responden a un “para qué”. Yo sostengo que, si bien lingüísticamente suenan parecidos, el por qué conecta a la persona con sus motivaciones más inconscientes, sus creencias y revela su ser. Sostengo que no podemos prohibir el “por qué” sino todo lo contrario, utilizarlo más. Entiendo las ventajas del “para que”, y pienso que es oportuno tenerlo a mano. Pero cuando yo hablo con una persona quiero saber qué lo motiva, qué es importante en su vida. Y esas respuestas las obtengo cuando pregunto “por qué”.

Y voy más allá, sospecho que quienes se niegan a utilizar el “por qué”, es porque no saben qué hacer con las respuestas que surgirán. Las respuestas al “para qué” son muy sencillas de codificar. Pero cuando preguntas “por qué”, te puedes sorprender de lo que escuchas. Y es ahí, donde se ventila un espacio de posibilidades.
Aquí adjunto un cuadro que permite observar las diferencias en los principios de temporalidad, de inclusión, de nivel, de conexión, de consciencia y de estructura. Aunque los ejemplos de más abajo serán más útiles que esta tabla.

Tabla para que y por que

En los siguientes ejemplos, puedes observar las diferencias. Si tienes dudas, trata de intercambiar las respuestas con las preguntas, y verás que las respuestas del “por qué”, en la mayoría de los casos, no podrían darse si preguntaras “para qué”

¿CUÁNDO USAR “POR QUÉ”?

Ejemplo 1: Estableciendo Objetivos

– ¿Para qué estoy escribiendo esta nota?
– Para que la gente la lea, y así difundir más el instituto

– ¿Por qué estoy escribiendo esta nota?
– Porque estaba pensando en las veces que me propuse un objetivo racional, me ha costado mucho más que las cosas que surgen desde mi interior. Y pensé que sería bueno compartirlo con la gente.

En la primera respuesta, no hay mucho más que decir. Podría volver a preguntar ¿y para qué quieres difundir el instituto?

En la segunda, se revela mi motivación. Abre a un diálogo mucho más profundo. Quién responde puede descubrir algo que no había percibido. Quien escucha puede preguntar “y por qué quieres compartir con la gente” y finalmente, después el diálogo podría terminar en un “¿para qué es todo esto entonces?”

Ejemplo 2: Un líder de proyecto impartiendo instrucciones a su gente.

– ¿Para qué vamos a violar el procedimiento de la empresa?
– Para ganar tiempo

– ¿Por qué vamos a violar el procedimiento de la empresa?
– Porque en algunos momentos ayuda y en otros es un obstáculo, como ahora.

Ejemplo 3: Un vendedor de electrodomésticos

– ¿Para qué quiere, el señor, comprar este microondas?
– Para poder calentar mi comida más rápido

– ¿Por qué quiere, el señor, comprar este microondas?
– Porque el horno de mi cocina calienta mal.
– Ah, permítame sugerirle un horno eléctrico que se adapta más a lo que necesita.

Ejemplo 4: Un docente de matemáticas

– ¿Para qué tengo que aprender matemáticas?
– Para saber hacer cálculos.

– ¿Por qué tengo que aprender matemáticas?
– Porque la matemática está presente en cada cosa que piensas o haces

Ejemplo 5: Sobre la PNL

– ¿Para qué tengo que estudiar PNL?
– Para que puedas comunicarte mejor

– ¿Por qué tengo que estudiar PNL?
– Porque puedes cambiar tu vida

¿CUÁNDO USAR “PARA QUÉ”?

Como bien decía antes, no descarto el “para qué”, y considero que es bueno tenerlo a mano. En mis conversaciones de coaching, uso el para qué, cuando intuyo que la persona no se da cuenta qué lo que está haciendo no conduce a los resultados que está buscando. Como yo no puedo decirlo, formulo la pregunta desde la curiosidad, y quedo pendiente de la respuesta. Cuando la respuesta es “para nada” o “no sé”, la persona tiene un “darse cuenta”. Parte de mi trabajo está hecho. Es un método basado en la frustración del coachee, bastante socrático, diría.

A nivel educativo, los niños SÍ deben entender para qué se les enseñan las cosas, en qué lo pueden utilizar, o qué logros obtendrán. A los niños, sostengo, hay que hablarles en términos de “para qué” mayormente. Retener el “por qué” para casos de motivación.

USOS DEL PARA QUÉ:

Contraejemplo 1: La madre al hijo

– Hijo, compórtate
– ¿Por qué, madre?

– Porque te lo digo yo / Porque vas a enloquecerme
– Para qué tu madre pueda terminar esta conversación

Contraejemplo 2: Conocer a alguien

– ¿Por qué quieres conocer a esta persona?
– Porque me gusta / Porque es importante para mí.

– ¿Para qué quieres conocer a esta persona?
– Para ver si surge algo más profundo.

Contraejemplo 3: Soltar el resentimiento

– ¿Por qué tienes tanto enojo con esta persona?
– Porque me arruinó la vida

– ¿Para qué tienes tanto enojo con esta persona?
– No sé, para nada.

Contraejemplo 4: Situaciones de no saber soltar al otro/a

– ¿Por qué quieres seguir viendo a esta persona sino quieres volver con ella?
– Porque la necesito / Porque la extraño.

– ¿Para qué quieres seguir viendo a esta persona sino quieres volver con ella?
– No sé, para nada. / Para hacer un cierre.

Espero que pueda ser de utilidad para quienes han leído. Como siempre aclaro, es una opinión basada en experiencia y conocimiento. Pero no es la verdad. Para quien sostenga tener la verdad, le preguntaría: ¿para qué quieres tener la verdad?

Ing. Axel Persello
NLP Trainer – Coach ICF

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ingrese los caracteres *